SARRERA

SARRERA

Blog honen bidez nere helburua Berastegi eta bere inguruko natura eta historia jorratzea izango da.

miércoles, 3 de febrero de 2016

​ BERASTEGIN XVII. ETA XVIII. MENDEKO EMAKUMEEI EGINIKO ERASOEN AURRERAKIN HISTORIKOAK

Emakumeek historian zehar gizonengandik portaera gogor eta oldarkorrak jasan izan dituzte, eta halako zenbait gertakizun antzinako idazkietan grabatuta geratu dira.

Emakumeak ez dira tratu txarren biktima bakarrik izan, baita protagonistak ere, beren askatasun eta duintasunarengatik borrokatu izan dutelako. Orain dela 500 urte, jadanik, emakumeek auzitara eramaten zituzten erasotzaileak, eta autoritateak ez zuen zalantzarik izaten urruntze agindua, erbesteratzea, jabetza kentzea, galeratara zigortzea edo heriotz zigorra ezartzeko.

Berastegi ez zen aparteko kasu bat izan; badira XVI. mendean zigortutako gizonezkoen aurkako sententzien idazkiak. Delitu gehienak erasoak, bortxaketak, estupro edo tratu txarrak eta adulterioa izaten ziren.

Erdi Aroan sexu harremanak erlijioak agintzen zuen gidoian sarturik egon behar zuen. Onarturik zegoen harreman edo erlazio sexual bakarra heterosexuala eta ezkontz sakramentukoa zen eta sexua ugalketarako erabiltzen zen. Horrela ez bazen, beste erlazio sexual guztiak, barragania (ezkongabeen arteko sexu harremanak), intzestua, homosexualitatea, haragikeria eta aberekin sexu harremanak izatea zuzenean justizia auzitegira eramaten ziren.


Ohiko ezkontz sakramentuan, emakumea umeak edukitzeko zegoen (mutilak jaiotzen baziren, hobe), eta aldi berean umeak hezi eta etxeko lanak egiteko. Legedi erromatarrean oinarritutako mendebaldeko sozietatean, emakumea gizonaren jabetza zen, eta bere buruaren eta seme-alaben gainean ez zuen aginterik.


XVII. eta XVIII. mendeetan Berastegin gertaturiko delituak:

URTEA SALATZAILEA SALATUA DELITUA




1648 Garcia de Berastegi, señor de la casa solar Lorenzo de Fagoaga vecino de Berastegi Estupro a Magdalena de Berastegi
1649 Garcia de Berastegi, señor de la casa solar Domingo de Muxica y otros vecinos de Berastegi. Aborto causado a Magdalena de Zabaleta
1687 Antonia de Berasiarte vecina de Berastegi Francisco Zabalaga cirujano de Hernani Estupro
1711 Catalina de Ayesta vecina de San Sebastian Francisco Ustoa, Domingo Muñagorri y Martin Zubiaurre Malos Tratos y atarle de pies y manos a una puerta
1715 Josefa de Aguirre viuda y vecina de Beras. Fermin Echeverria casado y vecino de Zubieta Estupro y adulterio
1730 Juan Vitoriano Oronoz marido de Gabriela Elordi Jose de Joaristi vecino de Azkoitia Heridas y malos tratos
1731 Andres Arrue padre de Magdalena Arrue Sebastian de Aranalde vecino de Berastegi Estupro, dote y daños
1736 Andres Arrue padre de Maria Domingo Arrue Pedro de Iribarren vecino de Areso Estupro, dote y daños
1748 M.ª Angela Zumarraga vecina de Berastegi Juan Bautista Olano vecino de Elduain Estupro, dote y reconocimiento de la criatura
1753 Juan Labaien, padre de Juana Jacinta Gabriel Arregui criado del demandante Estupro y daños
1754 Clara de Arrosa viuda y vecina de Berastegi Pedro de Aldaz arriero y vecino de Latasa Violación
1755 Miguel Francisco Echaniz y su mujer. Sebastian de Labaien Malos tratos.
1756 Ana M.ª de Madina vecina de San Sebastian Bernardo de Porostorena vecino de Berastegi Estupro
1757 Martin de Elgorriaga, prebistero de Berastegi Juan Bautista de Zumiza, criado y vecino de Berastegi Acoso y malos tratos a su criada
1787 Andres de Jauregui y su mujer Ignacio de Echaniz e Ignacio de Gaztañondo Golpes y malos tratos a la madre de su mujer de 90 años




1754. urteko otsailaren 27an, Berastegin gertatutako bortxaketa baten epaiketa kontatuko dizuet.

Se habré un proceso de querella criminal de Clara de Arrosa viuda de Juan Bautista de Arranbide escribano numeral y vecina de Berastegi contra Pedro de Aldaz arriero navarro e hijo del ventero de Latasa en el reino Navarra.
El ultimo día de cenizas, Clara salio de la villa de Berastegi acompañada de otra mujer, Brigida de Zugasti soltera y de esta villa, a vender varias cestas de sardinas en los lugares de Navarra, como acostumbraban así para ganar algo de dinero y poder sustentarse. Llevando su caminata entre la villa y el puente de Hurto encontraron con varios arrieros que venían con vino para vender en los lugares de Guipuzcoa, el acusado Pedro de Aldaz se detubo, los demás arrieros siguieron su camino, para hacer un trato de sardinas con la querellante y la ofreció 5 reales de vellón por cada ciento y que le daría su importe en la casa concejil de la villa de Berastegi y aunque ella no se fiaba mucho su compañera le hizo un guiño y acepto la venta de las sardinas por el precio referido, su compañera siguió su camino hacia navarra y Clara y el acusado solos, cogieron camino de la villa. En un despoblado junto al camino real en artaleku el acusado le comenzó a requerirle de amores lascivos y ella se resistía y hacia cuanto podía por defenderse y habiéndola agarrado entre sus brazos la hecho en tierra y la forzó y la estupro junto al camino real.
Habiendo ido ambos a la casa concejil el acusado le ofreció 20 cuartos, que no llegaba ni a la mitad, por cada ciento, en vez de 5 reales de vellón que era lo que habían acordado. Clara a recriminarle los 5 reales el acusado se escapo dejándola burlada y la querellante que padeció la violación con fuerza y violencia se halla en cinta lo cual el acusado a cometido un gravisimo delito.
La acusación pide que se le detenga y que le ingresen en prisión y se le embarguen todos sus bienes incluso los que tenga en navarra y que le impongan las mayores penas incluso como escarmiento de otros y que reconozca la criatura o criaturas que pueda dar a luz la querellante y que mantenga en la lactancia ya que la querellante es pobre. Ademas de una dote de 200 ducados por razón de daños que la ocasiono y se le impongan las penas corporales.
La sentencia del 20 de diciembre de 1754, ambos presentes, querellante y acusado, dijeron que vencidos por la fragilidad humana, tubieron trato y comunicación ilicita el ultimo día de ceniza y que resulto quedarse en cinta y Clara quien viendo algún atraso en el reconocimiento de ello y de la criatura que pario el día 7 del corriente mes y se bautizo en la parroquia de Berastegi el lunes 9 del corriente mes, se le dio el nombre de M.ª Antonia de Aldaz. La sentencia fija que Pedro de Aldaz a reconocer a su hija natural y criar educar y alimentarla de su propia costa y pagar los alimentos y la estancia en la posada de esta villa en la que se halla la querellante, ademas pagara a la querellante 30 ducados, 15 ducados para el 2 de febrero próximo y los otros 15 para el mismo día del año siguiente, por razón cualesquiera daños y perjuicios que en su honor sale en resultado a la clara con mas las costas causadas por ella mediante la querella.